¿Afecta el estrés al Acne?‏


Personas de todas las edades son víctimas de este problema, pero el acné se ensaña especialmente con los adolescentes. Alrededor del 80% de las personas sufren de espinillas y acné, en mayor o menor grado, en la adolescencia. Como ves, no estás solo en la lucha por combatir el acné. El acné afecta más durante la pubertad pues las glándulas sebáceas de la piel se vuelven más activas, lo que fomenta la aparición de granos y acné. Sin embargo, seas joven o adulto, existe un factor que pocas personas toman en cuenta y que contribuye a la aparición del acné: el estrés.

Es innegable que el estado emocional repercute en buena medida en las enfermedades de la piel.
El exceso de trabajo, los problemas familiares o económicos, la aproximación de los exámenes, una entrevista para obtener un empleo y tantas otras situaciones pueden causar estrés, lo que puede generar acné.

Esta es una afección dermatológica que consiste en la aparición de pústulas, espinillas y abscesos rojos, que afectan seriamente la piel y hasta la pueden desfigurar si no son tratados correctamente.

Claro que por tratarse de una afección dermatológica, requiere de un tratamiento para la piel.
No obstante, es necesario también atacar la tensión nerviosa. Para ello, nada mejor que liberar tensiones haciendo ejercicio, sea de bajo o alto impacto. Lo que más te guste y divierta, no importa qué ejercicio sea, lo más importante es entrar en movimiento y liberarte del estrés que
puede afectar tu salud.

Además de visitar al dermatólogo para que te indique el tratamiento adecuado para tu piel, recuerda que el estrés contribuye al acné y toma rápidas medidas contra ello. Una dieta balanceada, baja en grasas y rica en frutas y verduras, beber mucha agua y apartar tiempo para descansar y recrearte impedirán que el estrés deje secuelas en tu piel.

Y hablando de alimentación, no responsabilices al chocolate por la aparición del acné.
Por muchos años, el chocolate fue señalado como principal agente excitador del acné pues se creía que hacía aumentar la cantidad de lípidos de la sangre, lo cual influye en la actividad de las glándulas sebáceas, lo que produce la aparición de granos y espinillas. Pero existen investigaciones que revelan que el chocolate no es responsable del acné.

Si quieres tener toda la información sobre cómo ganarle “la guerra” a este fastidioso problema que afecta la piel de tu rostro y otras partes de tu cuerpo

>>HAZ CLICK AQUI<<

Allí hallarás consejos efectivos que puedes llevar a cabo para controlar tu acné y también para eliminar las cicatrices:




Leave a Reply